Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Francisco Gomis Peinado

http://www.dipalme.org/Servicios/IEA/edba.nsf/xlecturabiografias.xsp?ref=669
GOMIS PEINADO, Francisco (Almería, 1910 - Almería, 2011). Compositor y pianista.

Un plenario municipal le agradeció la donación de sus partituras y documentado archivo. En el Apolo dirigió el cuadro teatral y lírico de Educación y Descanso. Firmó cinco pentagramas de música popular conjuntamente con el maestro Gaspar Vivas.

Compositor, pianista, director escénico e investigador de la historia local, Francisco Gomis Peinado falleció el 4 de septiembre de 2011, superado ya el siglo de existencia. A principios de la pasada centuria se afincó en Almería su padre, el joven maestro valenciano Vicente Gomis, contrayendo nupcias con la gergaleña Pura Peinado, de cuyo matrimonio nacieron cuatro hijos: Francisco, el tercero (en plaza Castaños), el 5 de abril de 1910. El niño asistió a la academia de música, pintura y declamación de Joaquín Martínez Acosta y su esposa Gracia Luque -en la calle Real de la Cárcel-, donde cursó seis años de solfeo y piano, con tan buen aprovechamiento que le permitió debutar (noviembre de 1929) en el acreditado café Colón. Desde la inauguración de Radio Almería fue colaborador fijo, en la que lo anunciaban como “El pianista invisible”, aunque su identidad era notoria. Sin abandonar la formación musical, realizó estudios de magisterio y en la Escuela de Comercio.

Concluida la Guerra Civil se casó con Luisa Medina Garcés, de la que nacieron Mª Luisa y Francisco. Trabajó en la Fiscalía de Tasas y en 1952 marchó a Madrid, continuando en su delegación provincial hasta la supresión de las cartillas de racionamiento franquistas. En este periodo ingresó en la hermandad filial de la Virgen del Mar matritense, ocupando distintos cargos a partir de 1958. Al jubilarse regresó a Almería.

Antes del periplo madrileño impartió clases de música en el colegio La Salle, simultaneándolas con la dirección del cuadro lírico-teatral de Educación Descanso. En el teatro Apolo montó con general éxito un vasto repertorio de zarzuelas y estampas folclóricas. Años felices en los que compartió amistad con los músicos y actores Rafael Barco, José Richoly, Ángel Barceló, Quiñonero, Miguel García, etc. De entonces evocaba con orgullo la noche en que le cedió la batuta al maestro Jacinto Guerrero cuando éste vino a dirigir un ciclo lírico. Con satisfacción sacaba a relucir que el piano que adornaba el salón de su domicilio perteneció a Gaspar Vivas. Con el compositor del Fandanguillo de Almería entabló estrecha relación; fruto de ella son cuatro partituras conjuntas, de las 18 propias registradas en la SGAE. Además de otras tres por las que sentía especial predilección: Nacida del mar, Alas victoriosas y la barcarola Salutación a la Virgen del Mar. Amén del sainete lírico La Alcazaba, representado en junio de 1950 en el citado coliseo de obispo Orberá a beneficio de Cruz Roja.

Sevillano Miralles Antonio

* * *

https://www.diariodealmeria.es/almeria/Francisco-Gomis-vuelve-sonar-celebrar_0_356965028.html
El piano de Francisco Gomis vuelve a sonar para celebrar sus cien años
El compositor, investigador de temas locales, pianista y director centenario celebra hoy con su familia su cumpleaños · Antes de conmemorarlo, recibe a 'Diario de Almería' para contar sus experiencias

FRAN MURCIA / ALMERÍA - 05 Abril, 2010 - 01:00h

Desde que falleció en 2005 su esposa, Francisco Gomis Peinado cerró la tapa del piano y dejó de tocar. Él recordaba como su mujer cantaba "muy bien" al lado suya, mientras que él interpretaba diferentes melodías. El luto musical lo ha guardado, pero ya son 100 años y para Diario de Almería, don Paco decidió tocar unas notas por la celebración de su centenario. Llevaba tiempo sin que sonara en su edificio, en la calle Doctor Carracido, y tuvo que ofrecer su música casi por intuición por el problema que tiene de vista. Fue un acontecimiento y muchos vecinos preguntaron si había sido él o era alguno de los casetes que contienen gran parte de sus composiciones.

Además de la propia y larga historia de Francisco Gomis, el piano que se encuentra en su casa también la tiene. Perteneció a Gaspar Vivas y al morir se lo compró a su viuda por 450 pesetas. De las teclas de este instrumento salió el Fandanguillo de Almería, de Vivas, que asegura el ilustre centenario que guarda "el documento original" que aunque "son papeles viejos, a mi me gusta tenerlos". Gomis asegura que del compositor de la Plaza de Pavía guarda "muchísimas cosas " y un montón de anécdotas ya que fueron grandes amigos. "Era un hombre estupendo", recuerda.

Francisco Gomis ha desempeñado muchos trabajos durante sus 100 años de vida y entre los que tiene que ver con el mundo cultural se encuentran: compositor, pianista, investigador de temas locales y director escénico. Nació en la plaza Castaños y posteriormente vivió en la calle Eduardo Pérez. Don Paco, como buen investigador, explica su origen: "Primero se llamó Empedrada, después fue El Cid y, por último, en 1921 se llamó calle Eduardo Pérez".

Francisco Gomis, además de deleitar a los presentes con algunos fragmentos musicales, tuvo una sorpresa. Conoció a la pareja de su nieto Paco Onteniente, Celia Martínez, con la que se puso a hablar de música, una de sus grandes pasiones.

Su hija María Luisa Gomis es la que más pendiente está de Francisco Gomis. Conoce al dedillo todas las historias de su padre y se muestra "orgullosa" de lo que ha conseguido y de lo que representa. "Tenía borrachera por la música. Montó zarzuelas benéficas para la tienda Silo y Cruz Roja", asegura.

Cumplir cien años sólo lo pueden celebrar unos privilegiados y Gomis explica sus sensaciones: "Con los cien me voy a ir sin despedirme de nadie. Yo juego a la lotería, la pago, pero no la cobro".

El compositor centenario está vital y se muestra preocupado por la imagen. Así, ya tiene preparado el traje para la boda de una de sus nietas y en el 94 y 96 viajó en ambas ocasiones a Madrid para conmemorar las bodas de sus nietas. "En verano, cuando mi padre iba al Club Náutico, siempre estaba vestido de tiros largos", señala su hija.

Uno de las espinas clavadas que tiene Francisco Gomis ha sido el encontrar los Breves Pontificios donde se declaraba Patrona a la Virgen del Mar. "No los hemos encontrado y hemos escrito hasta al Archivo del Vaticano", asegura su hija.

Hasta que se jubila y regresa a Almería en 1973, don Paco fue secretario vitalicio de la Hermandad de la Virgen del Mar en Madrid, fundada en 1958.

En 1999, el Pleno Extraordinario aceptó la donación de Francisco Gomis de 182 partituras musicales, originales y reproducidas. Así toda su investigación junto a Adela Alcocer en el Archivo Municipal se vio correspondida.

* * *

https://www.diariodealmeria.es/almeria/Adios-Don-Paco-Gomis-Peinado_0_512649473.html
¡Adiós, Don Paco Gomis Peinado!
Bien cumplidos los 101 años de edad, en la noche del domingo fallecía en su domicilio el almeriense don Francisco Gomis Peinado: compositor, pianista, director escénico e investigador de temas locales

ANTONIO SEVILLANO / / HISTORIADOR - 06 Septiembre, 2011 - 01:00h

SONÓ el teléfono: ¿Antonio Sevillano?, soy la nieta de don Paco Gomis… No sigas, ha fallecido tu abuelo ¿verdad? Quince minutos después, en la iglesia del Espíritu Santo, magníficamente decorada -murales, mosaicos, cristaleras-, por su amigo Luis Cañadas, expresaba mi condolencia a su hija Marisa -madre coraje; animosa y animada cuando precisamente ella es quien más lo necesita-, a su esposo (Francisco Onteniente) y a Francisco, hijos ambos de Francisco Gomis Peinado y Mª Luisa Medina Garcés. Centenario y sólo con problemas crónicos de vista y audición, ha fallecido de pura consunción en su casa de Dr. Carracido. Don Paco ha ido apagándose al igual que una pavesa; extenuado tras una centuria dando frutos y al servicio de los demás (familia, amigos, sociedad), como recordaba el sacerdote en su responso ante un templo ocupado precisamente de familiares y amigos. En la Navidad de 2009 escribía un reportaje glosando su figura; volvimos a felicitarlo al cumplir el siglo, aniversario en el que estuvo presente Diario de Almería, brindándonos (Fran Murcia), además, un magnífico reportaje gráfico.


SEMBLANZA BIOGRÁFICA

Ahora, en su memoria, me permito reproducir parte de aquellos. A principios del pasado siglo vino a Almería Vicente Gomis, joven maestro procedente de Valencia. Aquí contrajo nupcias con la gergaleña Pura Peinado, de cuyo matrimonio nacieron Vicente, Antonio, Francisco y Alicia. De La Almedina se trasladaron a la plaza Castaños (en el domicilio colindante a la catedral vino al mundo don Paco) y seguidamente al nº 3 de la calle Cid (Eduardo Pérez), donde en 1914 reabrió su escuela de 1ª Enseñanza para niños humildes y (nocturnas) modestos jornaleros. Entre sus alumnos predilectos figuró Fermín Estrella, emigrado a Argentina y en cuya República alcanzó renombre en las Letras y Educación. En su regreso a Almería (marzo, 1929) la primera visita fue a su maestro; y en la segunda (noviembre 1974) inició su conferencia en la Biblioteca Villaespesa con una sincera evocación: "Don Vicente fue un maestro extraordinario, que influyó poderosamente en mí, pues era un ejemplo de viva nobleza, de honradez y de ecuanimidad. Sabía mucho y sabía transmitirlo". Naturalmente no alcancé a conocer a tan preciado pedagogo pero sí a su hijo, y puedo dar fe que don Paco supo heredar los valores del progenitor.

El niño Paquito sólo tenía que cruzar la acera de las Cuatro Calles para asistir en la calle Real a la academia de Música, Pintura y Declamación abierta por Joaquín Martínez Acosta y su esposa Gracia Luque. En ella estudió seis años de solfeo y piano; con tan buen aprovechamiento que le permitió debutar (noviembre, 1929) en el acreditado Café Colón sustituyendo la baja temporal de una pianista titular del Trío Sinfónico Ruso (más adelante acompañó a Antonio Machín y a otros "vocalistas en el propio Café del Paseo desaparecido). Desde su inauguración en tiempos de la IIª República, fue colaborador fijo de EAJ 60 Radio Almería, donde era anunciado como "El pianista invisible", aunque su identidad era notoria. Sin abandonar su aprendizaje musical, cursó estudios de Magisterio y en la Escuela de Comercio. Además de sus habituales participaciones en Carnaval, en 1932 formó la Tuna Estudiantil Almeriense, a expensas de la Congregación de San Luis Gonzaga: "Lo único que llamó la atención fue la Tuna que dirige Don Francisco Gomis, no sólo por su presentación, sino también por la parte coral y musical…".

Concluida la incivil Guerra se casó con Luisa Medina Garcés, unión de la que nació la citada pareja, María Luisa y Francisco. Trabajó en Fiscalía de Tasas -organismo recaudador estatal- hasta que en 1952 marcha con la familia a Madrid, continuando en su Delegación Provincial hasta la supresión de las Cartillas de Racionamiento franquistas. Concluida su etapa funcionarial dirigió un negocio de alquiler de coches de lujo, con Embajadas y organismos oficiales extranjeros de clientes preferenciales. Es en este periodo cuando ingresa en la Hermandad de la Virgen del Mar matritense; ocupando distintos cargos a partir de 1958 (de la época fundacional sólo vive el nonagenario ohanense Miguel Vizcaíno Márquez). Ya jubilado, regresa a Almería con el cargo vitalicio de Secretario Honorario de la Hermandad, cuya titular ha sido una de las grandes pasiones de Don Paco; presente en todas sus actividades.

MÚSICO

Antes del periplo madrileño dio varios años clases de música en el colegio La Salle, simultaneando estas con su eficaz actividad en la Obra Sindical de Educación Descanso que dirigía Cristóbal López Lupiáñez. Como responsable de su Cuadro Artístico demostró profesionalidad y carácter, montando un vasto repertorio de zarzuelas en el teatro Apolo: La Revoltosa, La rosa del azafrán, La verbena de la Paloma… Años felices en los que cultivó afición con músicos de la talla del maestro Rafael Barco (su primogénito estaba presente en el funeral), José Richoly, Ángel Barceló, Quiñonero, Miguel García, etc. De entonces evocaba, con orgullo y gozo, la noche en que le cedió la batuta al maestro Jacinto Guerrero cuando este vino a nuestra ciudad a dirigir un ciclo lírico.

Esa satisfacción salió a relucir cuando me explicaba que el piano que adornaba el salón de su casa había pertenecido a Gaspar Vivas, el genial compositor del Fandanguillo de Almería; con quien entabló estrecha amistad y escribió cuatro partituras conjuntas de las dieciocho registradas en la SGAE (el listado me lo proporcionó el también compositor Pepe Nieto, amigo común): Costa del Sol, El tiempo es oro, El último Fandango y Gitanilla Primavera.

Don Paco me comentaba que tenía otras tres sin registrar por las que sentía predilección: Nacida del mar, Alas victoriosas y la barcarola Salutación a la Virgen del Mar (siempre la Patrona como guía de sus sentimientos espirituales) o el sainete lírico "La Alcazaba", representado en el Apolo en junio de 1950 a beneficio de la Cruz Roja. El bello piano adquirido a la viuda de Gaspar Vivas en 475 pesetas cerró su tapa cuando en 2005 falleció su esposa (Mª Luisa Medina fue la primera voz anunciada cuando el estreno -teatro Cervantes, diciembre, 1935- de la zarzuela "En mi jaca jerezana", de Rafael Barco

ARCHIVO MUNICIPAL

Adela Alcocer, su archivera-jefe, puede dar fe del empeño investigador de Don Paco. Muchas fueran las horas y legajos compartidos en nuestro afán de profundizar en la historia de Almería, aunque se marchó sin encontrar, quizás por que nunca llegaron a existir unas Pragmáticas regias y Breves pontificios. En correspondencia a las atenciones recibidas donó al Archivo 182 partituras musicales, siéndole agradecido el gesto por el Pleno Extraordinario de 25-V-1999. Pues bien, pese a tan densa biografía al servicio de su tierra natal, el actual equipo de gobierno municipal no tuvo el gesto de felicitarle siquiera en su Centenario. Ni ahora de acudir ninguno de sus miembros al funeral. Que dios se lo pague… pero no olviden que como honras serás honrado. Descanse en paz, don Francisco Gómis Peinado.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal