Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Santa Espina



DETENIDO EL CANTANTE DEL GRUPO LA SANTA ESPINA O CUANDO EL ROCK ENTRÓ EN LA CÁRCEL

La verdad es que este caso bien podría servir como inspiración para escribir una composición musical en una línea más o menos parecida -salvando las distancias- con el increíble Rock de la cárcel que inmortalizara en todo el mundo el rey Elvis Presley y en nuestro país, el granadino Miguel Ríos. La historia que relatamos sucedió aquí en Almería y tuvo un feliz final. Claro, que hacia ya trece años que murió el general Franco y vivíamos en democracia.

El 28 de febrero de 1988, Día de Andalucía, se saldó ese día con la detención de Manuel Martín López, conocido en los ambientes juveniles como “El Pájaro” y que en esas fechas era cantante del grupo de rock “La Santa Espina”. El bueno de Manolo dio con sus huesos en la cárcel de Acebuche -bueno, solo un par de días- por haber cantando y a su vez dedicado la canción “Chulos Puta” al grupo de agentes de la Policía Local y Policía Nacional que estaban cubriendo la seguridad del concierto que ese día con motivo de la festividad se celebraba en el Paseo de Almería.

El juez instructor del caso Moisés Lazuen, una vez que “El Pájaro” se presentó en la Comisaría de Policía ingresaba horas mas tarde en prisión por orden del magistrado del juzgado de instrucción numero 2 de Almería tras la denuncia interpuesta por un grupo de agentes de la Policía Local contra el cantante del grupo por dedicarles la canción “Chulos Puta” por considerar un acto de desacato y desconsideración hacia las Fuerzas de Seguridad que velaban por el cumplimiento del orden en el concierto donde los almerienses actuaron como teloneros del grupo catalán “Decibelios”.

El concierto estaba organizado por el Área de Cultura del ayuntamiento de Almería cuyo responsable era entonces Fernando Martínez quien unos años mas tarde llegaría a ser alcalde de la capital. En la primera parte del concierto, el vocalista de “La Santa Espina” el susodicho Manuel Martín dedicó una canción a “los hijos de punta de la Policía” con letra alusiva a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Los agentes, al término del concierto identificaron al cantante que fue denunciado e invitado a su traslado a Comisaría donde se le instruyeron diligencias e ingresó de inmediato en los calabozos.

El parte oficial de los hechos que en su día facilitó la Policía Local señalaba pormenorizadamente todo lo ocurrido y los motivos de la denuncia a Martín López. En su día el entonces jefe de la Policía Local de Almería, Manuel Castaños, puntualizó que se debía aplicar la agravante numero 4 del articulo 10 del Código Penal, subrayando que la libertad de expresión tiene unos limites puntualizando que “no estamos dispuestos a que se pasen en este sentido”.

El grupo de La Santa Espina se formó en la capital dos años antes en 1986 con precarios medios técnicos. Estaba formado además de Manuel Martín por Francisco a la batería, Cristóbal como guitarra solista y Manolo a la guitarra baja a los que se les unieron posteriormente un saxofonista y otro guitarra rítmica, todos ellos en edades comprendidas entre los 18 y 20 años. Su música tenia claras influencias del rock vasco como “La Polla Records y Kortatu”.

Fueron incluidos en un álbum editado por la Diputación Provincial de Almería donde se recogían una decena de temas de otros jóvenes grupos almerienses, una idea que fue auspiciada a través de la revista “El Caimán”.

El repertorio del grupo era de un contenido acido y contaban con un importante numero de seguidores asistentes a sus conciertos sin que anteriormente se hubiese producido ningún tipo de incidentes. Precisamente el tema “Chulos puta” objeto de la denuncia y detención del cantante había sido compuestos medio año antes y fue presentado el 31 de junio en la plaza Vieja durante un Festival de Rock.

Todos sus componentes vivían en barrios periféricos de la capital y tenían una procedencia humilde. El músico almeriense Juanma Cidron le dedicó un artículo en la prensa local que tituló “Hijos del paro” definiendo a los chavales como cuatro rebeldes con causa. Otros personajes vinculados a la música local como Carmelo Villar miembro del grupo “Sendero Luminoso” mostró su sospecha ante la denuncia, puntualizando que esta situación producida era mas propio de un régimen fascista, mientras por su parte, el representante de La Santa Espina, el ex cantante de Los Teddy Boys, Juan Morata quitó peso al contenido de la canción injuriosa y manifestó su asombro ante una acción tan dura.

El concejal Fernando Martínez responsable del Área de Cultura puntualizó al respecto de la detención del cantante de La Santa Espina, que -las cosas no se pueden sacar de quicio- matizando que el “planteamiento de la Concejalía fue que ninguno de estos grupos musicales habían creado problemas ni incidentes para que el ayuntamiento dejase de contratarlos”.

Tras permanecer setenta y dos horas en los calabozos del departamento de Ingresos del centro penitenciario de Acebuche, la tarde del 2 de marzo, Manuel Martín quedó en libertad. El joven negó que la canción estuviera dedicada a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Almería, subrayando que “canté la canción porque un grupo de gente que ni siquiera conocía nos pidió que la interpretáramos. Pensé que no iba a pasar nada porque la canción no iba dedicada a ninguna policía en concreto y podría ser la del cualquier país”.

El vocalista del grupo fue a más y aseguró entonces ante los medios de comunicación que “si llego a saber el daño producido no se hubiera tocado. A lo más que mi imaginación llegaba, era que -hablando mal y rápido- me hubiesen pegado un par de hostias”. Manuel Martín “El Pájaro” hijo de viuda en paro y perteneciente a una clases social humilde remarcó que su grupo hace música de rock radical almeriense en una línea muy próxima a las bandas originarias del País Vasco.

También señaló ante una nube de periodistas que le aguardaban a la salida del recinto penitenciario que “en este tiempo en la cárcel me he acordado mucho de mi vieja, de mis compañeros del grupo y de todos mis amigos”. Así mismo admitió que su detención y toda la trama surgida a su alrededor provocaría una mayor fama de la “La Santa Espina” aunque fue rotundo al remarcar que no volverían más a cantar esta canción, producto de todo este desatino.

De esos años de la década de los ochenta salieron en Almería grupos tales como Guantes Blancos, Amor de Madre, Sendero Luminoso, Hada Roja, La Corporación, Kid Neura, Látigo, Jóvenes Rurales, Los Traidores, THC, La Santa Espina, Nitrato, Grano de Pus, etc vivero de grandes músicos en esta generación. Todos ellos tuvieron su oportunidad de la mano de la Diputación Provincial con grabaciones y circuitos de actuación, ya que de alguna manera, la institución apadrinó aquella fulgurante movida almeriense.

JOSE ANGEL PEREZ



* * *



https://drive.google.com/open?id=15a_n67pmfs-eRJNTxipm3mPe6HXSisR9


Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal