Mundo Musical Almería - Historia

Información sobre la historia musical almeriense

Manolo Barrera (Lolo García)


Ver sus Aportes:

EL MÚSICO ALMERIENSE QUE FORMÓ PARTE DEL GRUPO LOS FLAMES Y ADEMÁS ES UN GRAN DESTACADO PROMOTOR ARTÍSTICO

Lolo García es el nombre artístico del guitarrista almeriense Manuel Barrera, uno de los primeros músicos almerienses que alcanzó el éxito con grupos de nivel fuera de nuestra tierra. Nació el 1 de enero de 1947 en la calle Santa Matilde del entrañable barrio de la Plaza de Toros. Cuando apenas tiene dos años, la familia se traslada a vivir a Madrid. Los primeros pasos los da en el colegio San Fernando, cuando solo tiene siete años como segunda voz del coro. No pasa un año y el pequeño Manolo Barreras se interesa por los instrumentos de cuerda y se suma a la rondalla del colegio dando las primeras notas a un laúd. Cuando ya ha cumplido los diez años, la familia regresa de nuevo a Almería. Alterna los estudios elementales con la música y en la primavera de 1957 se incorpora a la rondalla de Educación y Descanso que ensayaba en el teatro Apolo, primero fue con el laúd y poco más tarde con la guitarra, instrumento este que le acompañaría durante toda su vida profesional.

En esos años, ya en 1960 conoce a Juan Cortes, al que conocíamos como “Elvis”, formando un singular dúo para cantar los temas del King Presley, Beatles, o del dúo Dinámico, Barrera se va a animando y allá por 1963 encuentra “apoyos musicales” con otros chavales y forman Los Kustons (el nombre se le ocurrió a él inspirándose en la marca de su flamante guitarra eléctrica). Allí se junta con Manolo, Blas Díaz, Chipo, Pepe Amat, y Elvis. Meses más tarde este grupo seria el embrión de Los Teddy Boys al integrarse Paco Carreño, Juan Miguel González, Pepe del Olmo y Juan Morata. Por diversas razones y divergencias, Barrera sale de Los Teddy Boys y poco más tarde en 1964 se reencuentra con Juan Mena, Eduardo Giménez, Cristo de Haro y Blas Díaz, surgiendo Los Stukas. Dos años recorriendo la geografía provincial, bailes, festivales, etc. hasta que en 1966 se van a Torremolinos. Comienza otra historia y les cambia la vida. Actuando en la discoteca Top Ten un productor de cine se fija en ellos para que realicen la banda sonora de la película “Amor al española”, protagonizada por Alfredo Landa y José Luis López Vázquez, un éxito de taquilla y gran popularidad para el grupo almeriense, que por problemas legales tiene que cambiarse de nombre y llamarse Los Flames.

El grupo excepto Cristo de Haro que se queda en Málaga y entra en Los Iberos, se tiene que ir a Madrid a grabar los temas del film en la compañía RCA. Su canción estrella fue “Un domingo”. Están un año actuando en la cadena Consulado y otras discotecas de renombre y en el momento más inadecuado llega la llamada al servicio militar rompiéndose el grupo. Eduardo y Blas regresan a Almería, Juna Mena se va a Los Continentales, y Lolo García -ya utiliza este nombre artístico- se enrola en el grupo canario Henry and the Seven, que con su tema “You Love me” obtuvieron cierto éxito. Son años inciertos y Lolo decide dejar la música en vivo y adentrarse en otra parcela de más proyección. En 1968 siendo director musical se inaugura la popular discoteca J&J. Un año más tarde desempeñando esta misma función inaugura en Benidorm la súper discoteca “Penélope”.

San Fernando es el destino de Barrera para hacer el servicio militar, corría el mes de mayo de 1969. Durante los permisos sigue en contacto con la música y echa sus buenos ratos como DJ en la discoteca Baroque. Acabado el periplo militar se marcha un par de años a Inglaterra a aprender el idioma. Con nuevas experiencias en 1974 inaugura el Casino Discoteca “San Agustín Beach Club” en la Playa del Ingles Gran Canaria, como director artístico, al tiempo que comienza su carrera como representante artístico y promotor del mundo del espectáculo y de su mano llegan a este local innumerables figuras de la música como Christie, Chicory Tipp, Matt Monró, The Real Thing, Los Platters y un largo etc...

Llega 1976 y el paisano retorna a Madrid a la discoteca J&J como director artístico, al tiempo que abre en la capital su oficina de representación artística llevando los destinos musicales de Maricarmen y sus muñecos, Barrabas, Basilio, con el que formó un tándem como manager y promotor, junto con Manuel Alejandro grabándose varias canciones en Londres entre ellas el Nº 1 del cantante panameño, “Cisne cuello blanco”.

Llega 1978 y tras varias giras por Iberoamérica y Estados Unidos con el cantante Basilio, vuelve a España y decide retirarse de la música.

JOSE ANGEL PÈREZ

























Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

<< Página principal